Unicef / Kimbo

Cuenta una leyenda africana que si cambias tu nombre por el de un amigo enfermo, puedes engañar a la muerte cuando venga a por él. Pau Gasol fue el primero en sumarse al proyecto y cambiar el nombre de su camiseta por Kimbo en un importante partido de la NBA. La idea era que durante la campaña otros muchos siguieran su ejemplo y cambiaran también su nombre. Muchos artistas y periodistas se sumaron a la campaña y, a través de la web, más de 320.000 personas hicieron el cambio “virtual”. La campaña logró que cambiara su nombre una conocida marca de agua mineral, un avión e incluso el mismísimo Pocoyó.

El diseño web fue seleccionado por Behance para su galería “Web Design Served”. El trabajo “360º” recibió el Sol de oro en “Campañas” en San Sebastián 2011, además de otros reconocimientos en Cannes y El Sol en la categoría de medios.

Hide Content